Tradicionalmente las huertas de Cacao en el Ecuador fueron sembradas con semillas de libre polinización, muchas veces sin selección previa, o seleccionadas empíricamente; dicha selección no tomaba en cuenta características deseables tales como alta productividad y tolerancia a enfermedades junto con la calidad ARRIBA.

Este tipo de selección de semillas dio como consecuencia huertas heterogéneas altamente susceptibles a enfermedades, alto grado de incompatibilidad y poco productiva, pero que aún conservan en mayor o menor grado la calidad Arriba que ha caracterizado al país.

En la actualidad, los híbridos que se recomiendan provienen del cruce de no menos de cinco materiales certificados de cacao tipo Nacional, lo cual da mayores probabilidades de lograr una buena producción de más de 20 qq de cacao seco por hectárea.

Para homogenizar el material de siembra y asegurar el éxito de una plantación nueva en la actualidad se recomienda la siembra de clones, ya sean de ramillas o de injertos, deben mezclarse en la siembra no menos de 3 diferentes clones de un mismo tipo, siendo los materiales recomendados:

EET- 95, EET- 96, EET- 103, EET – 544 y EET – 558.

Al sembrarse un solo clon, se corre un alto riesgo de pérdida de toda la plantación por problemas de enfermedades, especialmente el mal de machete.

Cabe mencionar que antes de seleccionar cualquiera de los materiales anteriores se deben tener en consideración su adaptabilidad al medio. Por la experiencia de campo de Anecacao, se recomiendan principalmente los clones EET-95, EET-96 y el EET-103, por su alta adaptabilidad a la mayoría de condiciones climáticas imperantes en el Ecuador.

Fuente: Anecacao Manual de Cultivo de Cacao.