Noticias

Productividad y competitividad, la base para el éxito de la cadena agroexportadora

El año cacaotero 2016 – 2017 fue un año récord en cuanto a volúmenes de exportación. Esto en función a áreas sembradas que ya estaban en producción y que este año pudieron volver a sus niveles de épocas anteriores, una vez superados los problemas de plagas y enfermedades ocasionados por temas climáticos. Así también, nuevas áreas que se están integrando al proceso productivo en diferentes zonas del país y en las cuales ya se ven resultados.

Sin embargo, en cuanto a producción, aún hay mucho por hacer. Si bien es cierto el volumen ha aumentado, la productividad promedio por hectárea sigue siendo baja. Esto debido a que apenas un 10 % del área sembrada está realmente tecnificada. Lo que quiere decir que el resto son pequeños y medianos agricultores que tienen niveles de producción bajos y que necesitan tecnificar sus plantaciones para alcanzar una mayor productividad. Para ello se requiere de un trabajo en conjunto del Sector Público con el Privado.

Por parte del sector privado se debe continuar con la labor que se ha venido realizando durante las últimas décadas, pero es indispensable el apoyo del sector público, con temas fundamentales como la exoneración de impuestos, líneas de créditos blandas a largo plazo y a bajo costo por parte de la Banca Pública para los pequeños y medianos productores; así como también para el sector exportador.
Este es el momento idóneo en el cual el sector público debe apoyar al sector privado para mejorar la productividad y competitividad, ya que tenemos una seria competencia representada por nuestros países vecinos que gozan de una situación distinta, en la cual hay grandes capitales, la mano de obra es más económica, los servicios básicos son más baratos, etc., lo que nos resta competitividad. Es el momento para que todo el sector agroexpotador reciba el apoyo que se requiere y así asegurar el futuro del país.

Por su parte, ANECACAO continúa en su labor de asesorar, con sus propios recursos, llegando al campo con asistencia técnica a través de talleres y seminarios realizados periódicamente con temáticas positivas que contribuyen a mejorar la productividad y competitividad de nuestros agricultores. Esta labor se ha venido realizando durante las 3 décadas de existencia de nuestra Asociación, llegando a ciertas zonas productivas, pero necesitamos incrementar nuestro alcance, para ello se necesitan recursos y campañas de difusión. Estamos prestos y necesitamos llegar a cristalizar alianzas público-privadas para cumplir este objetivo.

Finalmente, como asociación de manera conjunta, e individualmente cada uno de nuestros socios, realiza una labor permanente, que consiste en buscar y aperturar mercados a nivel mundial para que toda pepa de cacao que se produzca en nuestro país tenga un comprador.

No obstante, este esfuerzo se ve realmente afectado por la realidad impositiva y los exagerados costos de producción. Para que el sector Cacaotero Ecuatoriano y cualquier sector Agroexportador se mantenga o crezca, necesitamos el apoyo Gubernamental, no podemos seguir exportando impuestos.

Seguimos trabajando en nuestro sector, porque creemos en el futuro de este producto. Sabemos que la demanda seguirá aumentando, sobre todo en países asiáticos. No nos cansaremos de luchar y trabajar para conseguir los objetivos para todos los actores de la cadena agroproductiva del cacao que creemos firmemente en el presente y futuro de nuestra Pepa de Oro.

¡Por un 2018 próspero y altamente productivo!

Fuente: El Productor

Deja un comentario

Socios