Noticias

“No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo.”

Una de las fortalezas del sector cacaotero es que cuenta con gente trabajadora y constante, que continua buscando mantener la excelencia de un producto estrella como lo es nuestra “pepa de oro”, pues a lo largo del tiempo hemos venido escalando posiciones de exportación a nivel mundial, encontrándonos actualmente en el 4to puesto sobre Brasil y esperando superar a Indonesia, para poder posicionarnos en el 3er puesto a nivel mundial.

Sin embargo, en la actualidad el sector cacaotero en general se encuentra enfrentando la mayor crisis de los últimos 50 años, crisis provocada por varios factores como lo son: la caída del precio internacional del cacao, que ha desembocado en que nuestros productores hayan pasado de recibir $140 por un QQ hace aproximadamente 18 meses a la realidad actual de un promedio de $70. Esta situación originada por factores externos de oferta y demanda a nivel mundial no la podemos controlar los actores de la Cadena Cacaotera Ecuatoriana, lo que si podemos es bajar el impacto de la misma mediante un trabajo en conjunto del Sector Público con el Sector Privado para mejorar nuestra productividad en el campo, permitiendo que nuestros agricultores pequeños y medianos, los cuales representan el 90% de las familias dedicadas a este negocio, puedan llegar a los índices de productividad que han alcanzado aquellos productores que han contado con los recursos necesarios para implementar tecnología de punta en sus plantaciones.

Necesitamos convertirnos como país agro-exportador en una nación más competitiva, para ello requerimos del apoyo de las entidades estatales para disminuir drásticamente nuestros costos de producción originados por varios factores como son el tributario, financiero, servicios básicos, etc. Solo así podremos garantizar como sector cacaotero un crecimiento sostenido en nuestra producción y exportaciones, este es el camino para no permitir el desincentivo del eslabón más débil de la cadena cacaotera, nuestros AGRICULTORES.

Es el momento idóneo para que se cristalicen alianzas público-privadas que nos permitan palear la crisis económica más pronunciada de los últimos años, requerimos de incentivos para nuestras exportaciones como el draw-back el cual no fue otorgado al sector cacaotero. Tenemos toda nuestra confianza centrada en que gracias a la iniciativa de nuestro Presidente, el Lcdo. Lenin Moreno Garcés, mediante la creación del Consejo Consultivo Productivo y Tributario, se ha abierto el espacio al diálogo en el cual hemos podido exponer las verdaderas necesidades del sector, de manera consensuada entre productores, industriales y exportadores.

Todos estos insumos nos permitirán continuar con mayor compromiso la tarea de hacer frente a la crisis mediante una mejora sustancial en la productividad, mayor competitividad, la apertura de nuevos mercados, tratando de incrementar la colocación de nuestro producto en determinados países no tradicionales, con la finalidad de conseguir mejores precios para el beneficio de todos los actores de la cadena.

Como se puede apreciar, el sector cacaotero es un sector inclusivo, en el que toda la cadena productiva se mantiene trabajando arduamente para mejorar la calidad del grano a través de asistencias técnicas directas a los agricultores, transferencia de tecnología, programas continuos e integrales que buscan maximizar la calidad de nuestro producto, así como mejorar el estilo de vida de los pequeños agricultores de nuestro país, dando nuestro mayor esfuerzo para convertir al cultivo del cacao en una actividad sostenible durante el tiempo y amigable con el eco sistema.

Por esta razón, pese a las dificultades sobrevenidas, nuestros productores continúan la tarea de realizar un excelente trabajo en los cultivos, manteniendo nuestra posición de proveedores del mejor cacao del mundo, así como también esforzándonos para ofrecer mayores volúmenes a la industria.

El objetivo de nuestro sector productivo ha sido siempre incentivar y motivar la siembra de cacao, generando más materia prima de alta calidad y demanda mundial, sin embargo, no queremos dejar a un lado otro gran reto, motivar el consumo interno de cacao y sus productos derivados, impulsando a la industria local, con la finalidad de ser más competitivos.

“No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo.”

Frase célebre de Albert Einstein, quien reflexionaba sobre la crisis, y decía que la crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis, se supera a sí mismo sin quedar “superado”. La superación de la crisis actual tiene que ser el resultado de un esfuerzo y trabajo conjunto entre el Sector Público y el Sector Privado, estamos convencidos que será la mejor estrategia.

¡Hoy más que nunca tenemos el reto de liderar el movimiento y crecimiento del sector cacaotero a nivel mundial!

Autor: Juan Pablo Zúñiga - Presidente Anecacao

Deja un comentario

Socios