Noticias

Calceta despunta con el cultivo de cacao orgánico

El próximo objetivo de la Corporación Fortaleza del Valle es levantar el Centro de Producción de Barras de Chocolate Orgánico, a pocos metros de donde acopian el producto. Además, planean abrir una ruta para que los turistas puedan ver, consumir y hasta descansar en este lugar. Neptalí Palma

Desde las montañas de Bolívar, Chone y Junín se inicia el proceso y cuidado de matas de cacao. No cualquiera, sino las que en promedio por hectárea rinden unos 8 a 10 quintales de cacao orgánico que, tras un proceso que puede durar hasta 16 días, produce una materia prima codiciada a nivel mundial.

Es más, por segunda ocasión consecutiva la Corporación Fortaleza del Valle, ubicada en Calceta, recibió un reconocimiento del Premio Internacional del Cacao, impulsado por organizaciones internacionales que promueven iniciativas de mayor producción de cacao fino y de aroma.
De entre 166 muestras de 40 países, la Corporación Fortaleza del Valle de Ecuador fue uno de los 18 grupos de 17 naciones en ser reconocidos en el Salón del Chocolate en París, el pasado 30 de octubre, dentro del programa Cacao de Excelencia, que se entrega cada dos años.

Entre 16 y 18 días es el tiempo para que los granos de cacao en baba se conviertan en uno de los mejores cacaos finos y de aroma, asegura Berto Zambrano, vicepresidente de esta agrupación, que se inició hace 12 años produciendo para exportación 25 toneladas de cacao fino y de aroma y que en la actualidad tienen compromiso de adquisición con producto surgido de 2.200 hectáreas.

“En la actualidad exportamos unas 600 toneladas de cacao y tenemos agrupadas a unas mil familias. Queremos dar a conocer al mundo que en Ecuador producimos un cacao que es considerado uno de los mejores y por qué no decirlo el mejor del mundo”, relató Zambrano, quien indicó que ahora también dan los primeros pasos para la elaboración de barras de chocolate orgánico.
Todo es controlado técnicamente para cumplir con las normas de cuidados en el proceso de recolección, cosecha, poscosecha, fermentación y secado, que luego de 16 días dará paso a ser llenado en grandes sacos de 69 kilos que serán exportados a Suiza (que adquiere el 70% del total de lo que produce esta agrupación), Italia, Francia, Estados Unidos y República Checa.
Wilson Zambrano dirige este grupo, quien reconoce que a través de ese departamento técnico se controla desde el crecimiento, poda y mejoramiento del gen por medio de injertos y con el apoyo de organizaciones como Anecacao, Iniap y hasta algunas ONG.

Desde Suiza
Ese proceso es evaluado por quienes compran esta materia prima. De ahí que hace pocas semanas llegaron hasta el valle de Calceta, donde se levanta esta empresa, representantes de la empresa suiza de chocolates Halba, los de mayor adquisición de su cacao, y revisaron incluso las fincas para ver cómo se manejan las plantaciones, si se cumple el proceso de organización y sin recurrir a químicos.

El mejoramiento de producción también incluye mejoras a los productores de los cantones Bolívar, Tosagua, Junín y Chone, a quienes solo se les adquiere ya que manejan un proceso de control único.

Solo en la parroquia Membrillo, del cantón Bolívar, existe un minicentro de acopio donde llevan el cacao en baba unos 240 productores.

Incluso el hecho de que sea un producto orgánico genera réditos económicos. El precio de la tonelada de cacao en la actualidad, según las bolsas de valores de Nueva York y Londres, fluctúa en 2.119 dólares, pero al ser un producto libre de químicos reciben por tonelada hasta unos 1.300 dólares más, señaló Wilson Zambrano. (I)

Fuente: El Universo

Deja un comentario

Socios